Miguel en la escuela
Miguel Los Santos Uhide
Cosas mías
Contacto: uhide@live.com
Vaya al Contenido

Eraso Olaechea, Juan (director coral y tenor)

Escritos sobre música > INTÉRPRETES GRUPALES > Eraso Olaechea, Juan (director coral y tenor)


   En el día 25 de Julio, (y en su víspera), echaremos en falta, una vez más, y van cinco, la figura de Juanito, subiendo lentamente las escaleras del coro apoyado en su Makila de Honor, pendiendo de su cuello su condecoración preferida, la de "Chico predilecto de Elizondo", (que diría él), y con un gesto de resignación indicativo de que las taras de edad, estaban traicionando a su siempre joven espíritu. Ya arriba, junto a su coral, colocaba en el atril la Makila, e irguiéndose, como en los mejores tiempos abordaba las clásicas partituras con aquella fuerza musical a prueba de achaques, que nunca le abandonó, y que, a la hora del marcial himno a Santiago, le llevaba a jalear el ritmo hasta con voz y golpes de tacón.




   La presencia de Juanito en este recuerdo es lógica en un elizondarra pero la gran satisfacción que me lleva a escribir estas líneas está en las muchas menciones que, tras su desaparición, van surgiendo en distintos medios ratificando las huellas que su arte fue dejando en las tres vertientes de su carrera musical canora: como tenor, como director y como profesor.

EL TENOR
   Cuatro fueron los maestros de canto que tuvo Eraso : el tenor donostiarra ANGEL DE TRABADELO, (1856-1939) (Marqués, por gracia del rey carlista Carlos VII), compañero y amigo de Gayarre. El barítono, de Rentería, IGNACIO TABUYO (1863-1947), de proyección internacional y en cartel con Gayarre durante la última temporada madrileña del roncalés, (y autor de la célebre canción "La del pañuelo rojo..."). CRISTÓBAL ALTUBE (1898-1951), también guipuzcoano, y también discípulo de TABUYO, cuya voz de tenor dramático fue aplaudida en Europa y Sudamérica, siendo, probablemente, la de mayor brillo y potencia que haya dado el País Vasco. Y, finalmente, la riojana LOLA RODRÍGUEZ ARAGÓN (1910-1984), personalidad musical de hondo calado cuyas iniciativas llenaron una época de la música española: pianista , exquisita soprano que tuvo por primera profesora a Bibiana Pérez,- (coprotagonista en muchas ocasiones con Julián Gayarre)- y profesora que formó a la principal nómina de cantantes españolas, desde Teresa Berganza a Isabel Penagos, Ana Mª. Iriarte, Ana Higueras, etc...



Juan Eraso              Ángel de Trabadelo            Ignacio Tabuyo           Cristóbal Altube      Lola Rgez. de Aragón

   Pues bien, de estos profesores, salvando sus cortas sesiones con TRABADELO, Juanito siempre mostró su preferencia por LOLA RODRIGUEZ. DE ARAGÓN, que fue quien mejor entendió su voz. TABUYO y ALTUBE, quizás haciéndose eco de sus propias voces, forzaban la de Eraso con roles dramáticos de excesivo
peso siendo Lola la que entendió sus medios de tenor puramente lírico. Juanito llegó a ella a principios de los años 40, bien forjado musicalmente, compartiendo su condición de alumno con la de profesor auxiliar en las clases que Lola comenzaba a impartir.
   Por ello fue muy grato que, el pasado año 2006, llegara a mis manos una excelente biografía de Lola Rodríguez Aragón, escrita por su sobrina, y ahijada, Ana Higueras, gran soprano de coloratura que ha actuado en los principales teatros de Europa y cuyo arte se extiende a la escultura , la pintura y, a juzgar por esta obra, también a la crónica literaria.
   Entre el importante archivo documental que la obra contiene, nos llenó de satisfacción una fotografía en la que un joven Eraso formaba junto a las más descollantes personalidades musicales de la época. Fue tomada en Lisboa, a principios de abril de 1943, tras un memorable concierto en el Teatro de San Carlos, con motivo de una "SEMANA DE MÚSICA ESPAÑOLA".



LISBOA, TEATRO SÃO CARLOS - ABRIL DE 1943
   De izquierda a derecha: 2º.- Leopoldo Querol (pianista) - 3º.- Regino Sainz de la Maza (guitarrista) - 4º.- Lola Rodríguez de Aragón (soprano y profesora) - 7º .- Ernesto Halffter (compositor y director) - 8º.- José Cubiles (pianista) - 9º.- Juan Eraso (tenor)

   A tal fin, se habían desplazado un total de 140 personas... El compositor de mayor relieve en la época, Ernesto Halffter era, a la vez , el Director de la Orquesta Nacional. Como solistas pianistas, el gran José Cubiles y el virtuoso y cultísimo Leopoldo Querol. Como guitarrista el insigne Regino Sainz de la Maza y, como cantantes, la soprano Lola Rodríguez de Aragón, el barítono Enrique Domínguez y el tenor Juan Eraso.
   Luis Escobar, Marques de las Marismas del Guadalquivir, autor teatral, escenógrafo y actor,-(cuya vis cómica admiraríamos 35 años después en La Escopeta Nacional de Berlanga, autoparodiándose en el Marqués de Leguineche"),- dirigía el montaje escénico del Teatro Nacional del "Retablo del Maese Pedro".
   Dijo la crítica...."EI Retablo de Maese Pedro", en versión de Ernesto Alffter, quedará como un prodigio de interpretación de esta obra. La voz angélica de Lola Rodríguez Aragón (en el niño "Trujamán"), los dos competentes cantores Enrique Domínguez, (en ''Don Quijote") y Juan Eraso (en
"Maese Pedro"), dieron a la parte vocal el debido realce; la orquesta reveló de nuevo su cultivada sonoridad y los magníficos elementos de que se compone.
   El montaje escénico del Teatro Nacional de Madrid, dirigido por Luis Escobar, es digno de los mayores elogios, por lo admirable del gusto, por la perfecta sincronización y por la caracterización acertada.
   Estos conciertos se dieron, a continuación, en la ciudad de Oporto.

   Tras ellos, Juanito regresó a su Elizondo y, ocho meses después, en Diciembre de aquel 1943, volvía a salir al "extranjero", a la Francia Ocupada, esta vez a píe y por el monte, para su más importante "concierto", casarse en Les Aldudes, con Catherine Hiriart.

   Este pasado 2006, Catherine no pudo superar un quinquenio sin su trovador y, precisamente el día de Santa Cecilia nos dejaba cruzando la frontera del Mas Allá para reunirse con él.
   En el verano de 1950, Juanito, ya muy centrado en su coro elizondarra, es llamado por Lola Rodríguez de Aragón, embajadora de la música española en aquellos tiempos de fronteras cerradas, para que vuelva a hacer el "Maese Pedro". Quiere representarlo en Cannes y, para la ocasión, ha seleccionado a las dos figuras que, en dirección y en canto, emergen con mayor fuerza en aquellos momentos: Ataulfo Argenta, solicitado ya por los principales auditorios europeos y el joven barítono Manuel Ausensi, la voz más importante de su cuerda. Lola cantaría su inefable "Trujamán" y quiso que Juanito repitiese su artístico Maese Pedro de Lisboa y Oporto, y así lo hizo, actuando en el Teatro del Casino Municipal de Cannes, el sábado y el domingo,16 y 17 de Septiembre de 1950.



  En septiembre de 1951, repetirían la función en el Auditorio del Casino de Biarritz, siempre con el montaje escénico de Luis Escobar.

ANÉCDOTAS DE AQUELLAS JORNADAS.
   Independientemente de los éxitos musicales, Juanito, gustaba de recordar dos situaciones que chocaron a sus jóvenes ojos:


          Ataúlfo Argenta                                             Lola Rodríguez de Aragón

   El Director y el Pianista: En Lisboa se produjo una gran tensión inter-músicos, inesperada en personalidades de tan alto relieve. Durante un ensayo, Halffter dirigía a Cubiles, corrigiéndole en algún pasaje; Cubiles insistía en la conveniencia de realizarlo según su criterio y entraron en acalorada discusión hasta que Halffter, se plantó y, con los brazos en jarras gritó-: ¡¡ Pero aquí quién es el Director, usted o yo!!
   ...Juanito me decía: "Cubiles entró en disciplina pero aquella escena tan violenta, entre figuras de tanto nivel, por dos formas de ver una misma partitura, me dio que pensar...
   Y yo creo que debió de afectarle en lo que a Halffter respecta porque ...¡Cuantas. veces hemos visto a Juanito, ante su coral, con los brazos en jarras..!

   Lo importante para un "diletante-mecenas": En Oporto fueron invitados por un aficionado que amasó gran fortuna con los célebres vinos. Reunió al plantel protagonista en su casa-palacio, donde, siendo tratados de Excelencia por camareros con librea y calzón corto, disfrutaron de un exquisito ágape. En cierto momento, el anciano anfitrión , mirando a Juanito , le hizo un gesto, con el índice, para que se acercara.
   Ya a su lado le susurró:" Voy a mostrarle algo muy interesante"... El joven Eraso quedó sorprendido al ver que se dirigía a él estando allí los maestros Halffter y Cubiles, más calificados para ser depositarios de cualquier interesante asunto musical. Y, ciertamente halagado, pensando que quizás le haría alguna referencia sobre la voz, le siguió a una estancia contigua. Era un saloncito donde lucía un magnífico conjunto de relojes de péndulo. El anciano, tomándole del brazo , le llevó junto al que parecía su preferido de la colección, y, con unos ojillos más que pícaros le preguntó. ¿Qué le parece joven?... Juanito. se fijó en aquella joya observando que, en el centro del péndulo, figuraba una pareja y que, en el vaivén pendular, se levantaban las faldas de la moza y, al ritmo del tic-tac, se producía una escena que; en aquella situación y tiempo, con el pícaro ochentón enfrente, le produjo cierto rubor...
   Esperaba algún sabio consejo sobre la emisión de la voz y se dio cuenta, en aquella estancia , que para el acaudalado mecenas era más importante el tic-tac de aquel reloj que el tic-tac del metrónomo...Y Juanito concluía ...¡"a fin de cuentas no le faltaba razón"!...
  Argenta y los Duques de Windsor: De los conciertos en Francia destacaba la impresión que le causó Ataúlfo Argenta , por su rigor musical y por el magnetismo que irradiaba su ascética figura.
   De los Duques de Windsor guardaba Eraso el recuerdo de su amabilidad, cuando, tras dar el Retablo de Maese Pedro en Biarritz, se presentaron en los camerinos para felicitarles. Aquel Rey que dejo su corona por amor a Wallis Warfield, presidía, en aquellos tiempos los, principales acontecimientos de la alta sociedad y aquel detalle unido a su sencillez, causo en los protagonistas muy grata impresión.



Duques de Windsor

¿Cómo era aquel Eraso Tenor?
   De cuando en cuando sigue surgiendo el recuerdo en quienes le escucharon: En noviembre de 1995, con motivo de "Las siete palabras de Dubois" en la Catedral de Pamplona, Pedro Bueno mencionaba la elegancia del canto de Juanito Eraso .
   Recientemente un discípulo suyo, cantante y musicólogo, el profesor Carlos Jiménez opinaba que, el canto de Eraso, por timbre de voz y elegancia en el fraseo, se asemejaba mucho al de a Tito Schipa ... Yo no llegué a escucharle en su plenitud pero suscribo esta opinión .

EL DIRECTOR
Eraso y "Los Argenta"
(Reencuentro en segunda generación)
   Seis años después de aquellas intervenciones, como tenor, en Cannes y Biarritz, Juanito, ya Director del Orfeón Pamplonés, se reencontraba con Ataulfo Argenta. Era a finales de 1957 y Argenta se hallaba en Pamplona para dar un concierto.
   Durante aquellos días, estrecharon su amistad y surgió el proyecto de que , el Orfeón, junto a la Orquesta Nacional, interpretaran el Stabat Mater de Poulenc. Se comunicaron varias veces para coordinarlo hasta quedar truncado, tan solo dos meses después, al fallecer, trágicamente, el gran Director cántabro, en Enero de 1958.
   Pero quiso el destino que Juanito, casi medio siglo después, volviera a contactar con "los Argenta". Esta vez con el hijo del gran Ataúlfo, Femando, igualmente grande en su gigantesca labor para expandir la cultura musical.
   Fue el 30 de Octubre de 2002. Aquel día, atendiendo la petición de Mª. Carmen Iribarren y Tasio Nagore, (entonces ediles del pueblo), Araceli y Fernando se desplazaron a Elizondo para emitir, desde la Iglesia Parroquial, su mítico programa "CLÁSICOS POPULARES". Fue como homenaje a Juanito, quien acudió, (al que habría de ser su último acto público), y a la Coral, que intervino, en directo, pregonando una vez más, el nombre de nuestro pueblo.
   Juanito expuso a Fernando los proyectos que tuvo con su padre y Manolo Elvira envió, a través de Mª. Jesús Arregui, la foto de Cannes, en la que los nombres de Eraso y Argenta aparecían juntos en el cartel -(Juanito, siempre desprendido, ni siquiera la poseía; a su regreso se la había regalado a Manolo, por amigo y melómano, en vísperas de su ordenación sacerdotal)-.
   Fernando mostró por ella gran interés y le entregamos una copia. Tras aquella fecha y ya fallecido Juanito, hemos escuchado en dos ocasiones a Argenta exponer su recuerdo por la jornada y por el homenajeado:
   



   En Irún, el 24 de marzo de 2005, siendo ponente de "SIMPOSIUM SOBRE LA LÍRICA" organizado por la Asociación Lírica Luis Mariano, Femando hizo mención a la personalidad musical de Eraso y cuatro días después, el día 28, con motivo de presentar, en sus "Clásicos Populares" la "Missa pro Defunctis" de Aita Donostia, nuevamente transmitió, a los más de 200.000 fieles al programa, su memoria de la figura de Juanito Eraso y de la grata estancia en Elizondo.



Fernando Argenta y Araceli González Campa con Juan Eraso Con el tenor Francisco Javier Arizmendi



Retransmisión del programa de R.N.E. "Clásicos populares"

La soprano Isabel Penagos recuerda a George Prêtre y al Orfeón con Juan Eraso
(Dos grandes Directores ante el Réquiem de Verdi)
   En una de nuestras charlas, Juanito me expuso, con emoción, su recuerdo de un gran concierto dado en el Teatro Capitole de Toulouse, el 15 de Febrero de 1958. La obra: el RÉQUIEM de Verdi, Orquesta: la Sinfónica de Toulouse. Orfeón: el Pamplonés, dirigido por Eraso. Todos ellos bajo una de las más prestigiosas batutas, la de George Prêtre, para muchos uno de los mejores coordinadores de orquesta-voces, y el preferido de Francis Poulenc y de María Callas.



                                                                         Georges Prêtre                        A. Higueras, Lola Rdgz. de Aragón e I. Penagos                 Juan Eraso

   Juanito había preparado al Orfeón con el rigor que le caracterizaba, siendo incluso criticado por algunos cantores ante la repetida insistencia para matizar ciertos pasajes. En el ensayo, al dar entrada al coro en los primeros compases, Prêtre, cerrando los ojos quedó inmóvil con el gesto de felicidad que se produce cuando la belleza nos conmueve. Al verlo, Juanito no se pudo contener y exclamó: ¡solo ese gesto nos compensa de todos los esfuerzos!
   Pues bien, no hace mucho tiempo, en el programa Clásicos Populares, la soprano Isabel Penagos ratificaba la belleza de aquel concierto. "El coro pamplonés que dirigía Eraso y la Orquesta de Toulouse, con la batuta de Prêtre ,consiguieron un magnífico Réquiem. Yo debutaba aquel día y a los normales nervios se añadía un problema. El día era frío y cogí un catarro de nariz, no afectaba a mi garganta pero tenía que soportar el incómodo "goteo". Lo arreglé como pude, tomé el pañuelo en la mano y cada vez que entraba la trompetería me tapaba la cara con la partitura aprovechando para sonarme... Afortunadamente, todo salió perfecto y no deslucí aquella estupenda interpretación... "

EL PROFESOR
   Quizás la propia experiencia, con alternancias no positivas para el óptimo desarrollo de su voz, le llevó a preocuparse por las que veía prometedoras y ayudarlas a que alcanzasen todo su valor. Fueron muchos los cantantes a quienes aconsejó cuyas facultades se desarrollaron hasta notables cotas: Los navarros: Alejandro Ciarra, Jesús Mª. Sarrías, Emilio Erías, Carlos Jíménez... etc. o los guipuzcoanos: Josean Vega, Jon Echave, Josean Matxain... etc... por no citar a sus vecinos tenores elizondarras Eduardo Zubicoa y Fco. Javier Arizmendi. o las sopranos Margarita Olave, Marisa Larríu o Josune Makibar, trío digno de foros operísticos.
   Esta faceta del "Eraso-Profesor" es merecedora de amplio análisis, pero nos limitaremos al objetivo de estas líneas exponiendo declaraciones actuales de aquellos alumnos que, triunfadores en el mundo del canto, testimonian hoy las bondades de su maestro.
   MIGUEL OLANO: Tenor que viene protagonizando óperas en Europa, América y Japón que, en sus principios, enviaba al maestro cintas de sus intervenciones,solicitándole opinión.
   MAITE ARRUABARRENA: Mezzo-soprano, de amplio repertorio en óperas y oratorios, produciéndose en Europa y América, en cuya presentación siempre indica:"..."Inicié mis estudios de canto con el profesor Juan Eraso..."
   AINHOA SORALUCE: Mezzo-soprano que viene cantando a Verdi y Rossini con la Compañía de La Scala de Milán que, el pasado 2003 se manifestaba así: "...debo agradecer la oportunidad que me brindó la coral Andra Mari porque así conocí a Juan Eraso, que me introdujo en el trabajo vocal. Descubrí la parte más sufrida del día a día en esa formación, es decir , la necesidad de tener que aprender a cantar bien, sin hacer trampas, cosa que luego te da mucha tranquilidad en el escenario.
   ITZIAR MARTÍNEZ GALDÓS: Primera soprano en la Ópera de Oslo..." formé parte, al igual que otros, de la mítica "factoría de voces" del ya desaparecido Juan Eraso... con él empecé a estudiar a los 17 años..."
   MARÍA MENDIZÁBAL: Soprano dramática a quien hemos podido escuchar en Madrid y Bilbao,( Junto a Diego Flórez ), y que ha actuado en Praga y EE. UU. Declaraba a Gara en 2003:..."gracias a Joxan Matxain, conocí a Juan Eraso, mi primer profesor de canto y pieza fundamental en mi formación vocal..."
   MARIA OSTIZ: -Aquel 30-X-2002, en un momento de la entrevista, Eraso le dijo a Argenta:..." Y, mediante el canto, he llegado incluso a curar un nódulo de garganta..." a lo que Femando contestó, provocando ciertas risas..."pues tendrías que poner una consulta de otorrinolaringólogo"...
   Eraso no mencionó el nombre de su "paciente" y fue para nosotros una sorpresa escuchar a María Ostiz, en el programa de Radio Nacional, NO ES UN DÍA CUALQUIERA, emitido por Pepa Fernández, desde Javier, el 1 de Julio del pasado 2006: ..."Siendo muy joven, a los 14 ó 15 años, un nódulo de garganta me impedía emitir alguna nota... pero gracias a mi profesor de canto, Juan Eraso, con gran paciencia y mucho tiempo de incidir en el problema, este quedó solucionado..."



          Miguel Olano                    Maite Arruabarrena                          Itziar Martínez                    Ainhoa L. Soraluce



María Mendizábal                                                María Ostiz

   No solo en Santiagos y no solo en Elizondo surge el recuerdo a Eraso. Su generosa dedicación a la música, entregándose con igual fervor a la compleja polifonía del gran concierto como al sencillo solfear con el niño que deseaba cantar, dejó hondas huellas y mucho tendrá que llover para que desaparezcan.



   Como homenaje a Catherine y Juanito, a los 7 meses de su definitivo reencuentro y dedicado a tantos melómanos de nuestro musical Elizondo.

Junio de 2.007

   Realizado para el programa de fiestas de Elizondo de 2007.


Regreso al contenido