Miguel en la escuela
Miguel Los Santos Uhide
Cosas mías
Contacto: uhide@live.com
Vaya al Contenido

Eraso Olaechea, Juan (director coral y tenor)

Escritos sobre música > INTÉRPRETES GRUPALES > Eraso Olaechea, Juan (director coral y tenor)


   En los años setenta, Juanito Eraso, ya laureado por sus éxitos como Director al frente de la Coral de Elizondo, del Orfeón Pamplonés y como Profesor de Canto en el Conservatorio, desahogaba su permanente vocación impartiendo generosamente maestría en la Coral y Banda de su Elizondo, la Coral Andra Mari de Rentería, formando a jóvenes promesas del canto y, por residir en Anglet, multiplicándose con el vecino Grupo de Canto y Danzas "Oldarra de Biarritz". Entidad orientada a la interpretación del patrimonio músico-folklórico vasco.
   En aquellos tiempos alguien me comentó que, ensayando con esta agrupación una briosa espatadantza, Juanito pretendía que, en el momento cumbre, el solista diera dos giros en el aire; al no lograrlo en repetidos intentos, Juanito, desde su sesentena, le gritaba: ¡Yo... antes! ¡Yo... antes!, hasta que el ímpetu de su carácter le llevó a subirse al estrado y dando la entrada a los músicos se dispuso a ejemplarizar al mozo ejecutando la difícil pirueta. Dio el salto y a la media vuelta perdió el equilibrio cayendo al suelo y torciéndose un tobillo... Allí cayeron sus ímpetus, aterrizó en la realidad y, agarrando su pie dolorido, exclamó: ¡Ni antes... ni ahora! ¡ni antes... ni ahora!
   Yo escuchaba la anécdota como una descripción de su voluntad perfeccionista que, a veces, intentando la utopía, se salía de la realidad aunque siempre su discurso hacía avanzar un paso a sus dirigidos.
   Muchos años después, en el invierno del 2002, estando ya apagándose en su casa de Anglet, le visite, y, en lo que presentí su despedida, me entrego su afecto con amables palabras y un recorte de prensa cuya lectura me hizo comprender el cariño con que él, poco propicio a los archivos, atesoraba aquel papel.
   Se trataba de un artículo escrito por el poeta-recitador Pio Fernández Cueto (1903/1992), fechado en Zaragoza en Abril de 1957 y enviado para su publicación al Diario de Navarra. El eminente recitador mostraba la profunda impresión que le produjo la dirección de Eraso y, con el título de JUANITO ERASO Y EL ORFEÓN PAMPLONES, se expresaba así:
Una tarde, estuve a ver al secretario del Orfeón Pamplonés, el poeta Baldomero Barón, con objeto de poder dar un recital a sus componentes. No pudo ser en esta ocasión; pero es seguro que, en su tiempo, actuaré ante ellos.
   Lo que más me alegró de esta visita, fue presenciar un ensayo de esta magnífica masa coral; y, sobre todo, conocer a ese formidable Director que se llama Juanito Eraso. Salí verdaderamente impresionado de este artista de cuerpo entero.
Juanito Eraso lo es todo: Director, actor, cantante y hasta gran bailarín de Ballet, si se empeña. Es verdaderamente sorprendente la claridad con que explica la substancia del texto: "No se pongan importantes", solía repetir, "Den valor al texto" "Háganlo casi recitado", "Sencillez y alegría", "Sientan y harán sentir", "Piensen lo que expresan y harán su justa transmisión al que escucha"... Los orfeonistas, captados por el poder magnífico de su director, le seguían subyugados; y aquellas ciento cuarenta voces sonaban como un órgano prodigioso. Yo sentía al escucharlos la comunicación escalofriante de lo genial.
Juanito Eraso, cuando dirige su masa coral, a veces es suave como la pluma; otras ruidoso como el huracán. Por sus manos pasan las notas musicales a sus cantores, con esa fuerza rigurosa del rayo en la tierra. Por sus manos mueve con justeza las gargantas de los ciento cuarenta orfeonistas con la precisión admirable de una representación de marionetas. ¡Admirable, sí, verdaderamente admirable este Juanito Eraso!

Pío Fernández Cueto
Zaragoza, Abril, 1957



             Juan Eraso                                                                       Pío Fernández Muriedas "Cueto"

   El poeta-rapsoda se llamaba en realidad Pío Muriedas y cambió su nombre por problemas en la post-guerra al haber visitado los frentes republicanos recitando a los Alberti, García Lorca, Hernández, José Bergamín... etc. que unían a la lírica poética la crítica a la represión e injusticia. Condenado a muerte, fue indultado- (a petición del poeta falangista José María Pemán)- y, a partir de entonces, él, que había sido primer actor con Margarita Xirgu, dedicó su vida a dar a conocer la poesía dando recitales de ciudad en ciudad, de pueblo en pueblo, poniendo su pasión en cada palabra y gesto, como un misionero de la cultura, revolucionando en cierto modo la pomposa presentación de los rapsodas, nombre que él rechazo llamándose simplemente RECITADOR.
   Predicaba que había que poner énfasis en cada palabra y dar sentido a cada frase y, sin duda, vio identificados sus criterios, con los que, el músico-director Juanito exigía para la interpretación coral, y que sería la clave de sus éxitos: "cantar recitando y recitar cantando"...
   Solo esa identidad de sensibilidades haría posible que, en el corto tiempo de un ensayo, el poeta definiera, con tanta precisión y anotando cada una de las frases, la personalidad artística de Eraso, anticipándole el calificativo que transcurridos los años le sería reconocido:"GENIAL".
   Pasados 56 años desde aquella fecha, el 25 de Febrero de 2013, tuvo lugar en Elizondo una mesa redonda rememorando la figura del maestro, una década después de su fallecimiento.
   La formaron:
Teresa Catalán: Compositora y Catedrática del Real Conservatorio de Madrid.
José Luis Ansorena: Musicólogo, Director de coros y fundador de la Coral Andra Mari, de Rentería,
Igor Ijuria: Director del Orfeón Pamplonés.
Ricardo Visus: Tenor y profesor de canto.
Javier Monreal: Crítico musical.

   Resultó significativo que, el análisis exhaustivo de tan docta mesa compuesta por alumnos y colegas que convivieron años con Juanito, coincidiera, casi palabra por palabra, con la impresión que dejo plasmada aquel poeta santanderino tras el corto período de un ensayo.
   El crítico Javier Monreal considero la aportación de Eraso como una revolución en el canto coral, sustituyendo la emisión vocal entubada, que buscaba esencialmente la perfección del sonido instrumental, por un canto abierto que sin abandonar la calidad musical buscaba el relieve en el fraseo y la transmisión de emoción a través de la teatralización de la frase cantada.
   La Catedrática Teresa Catalán, asumiendo las mismas consideraciones, resumió el conjunto de cualidades que aporto Juanito, en su heterodoxia, con el término: GENIAL.
Ambos artistas, como todo rompedor de moldes y de fuerte personalidad, fueron a la vez discutidos y muy
admirados.
   Ambos llenos de generosidad en su entrega al arte no llegaron a tener la recompensa económica que sus aportaciones a la cultura merecían, -es conocida la frase de Juanito: "Si los coros dieran dinero los Bancos tendrían varios"... y Pío Muriedas al preguntarle por su salud: "La que está enferma es la cartera, mi cartera tiene mucho reúma"-
   Pero ambos se sentían gratificados por el reconocimiento de una selecta minoría del mundo de la poesía y de la música.
   Pio, vivió con el recuerdo de ser distinguido por personalidades tan varias y de distinto signo político como el gran Valle Inclán, el Premio Nobel Aleixandre, el poeta y falangista antes citado José María Pemán, el socialista Alfonso Guerra, la protección del mismo Fraga Iribame, el gran pintor Juan Miró....etc. etc.

   Juanito Eraso tenía en su haber los aplausos generales por sus interpretaciones al frente de su Coral de Elizondo y el Orfeón pamplonés; el agradecimiento de sus discípulos de canto, el aval de grandes premios como los obtenidos en Llangolen, Roma o Sudáfrica o reconocimientos de insignes directores de orquesta como Georges Prêtre, Ataúlfo Argenta, el sucesor de Refice y Perosi en la Capilla Sixtina del Varticano y nombrado Cardenal por Benedicto XVI: Domenico Bartolucci, la medalla concedida por el Ayuntamiento de París por memorables actuaciones al frente del Orfeón en Junio de 1957 y la admiración de compositores de la talla de Aita Donostia, Francisco Escudero, el P. José Ignacio Prieto, etc.
   Pero la mayor compensación por su entusiasta y generosa propagación del arte la obtuvieron cuando, en su ocaso vital, sintieron el calor y mimo de sus respectivos pueblos:
   El Ayuntamiento de Santander dedicó al Pío de ochenta años una gigantesca farola sita en la Calle Numancia con un verso escrito por Vicente Alexandre alusivo a su peregrinar recitando por toda la geografía : "OH VOZ DE LAS VOCES SOBRE EL HAZ DE ESPAÑA"...



Plaza y calle Numancia, Santander

   A Juan Eraso Olaechea, a sus setenta y ocho el pueblo de Elizondo, en el céntrico lugar lindante con el Palacio de Arizkunenea y el edificio del Ayuntamiento, le dedicó una gran fuente. AL DIRECTOR JUAN ERASO presidiendo la PLAZA CORAL DE ELIZONDO.



Reinauguración de la fuente, rehabilitada, dedicada a Juanito Eraso (12/VII/2017)

   Me surgen estos recuerdos y reflexiones al hilo de que este doce de julio de 2017, mediando la veterana coralista y ex presidenta M.ª Jesús Arregui y por intervención del Ayuntamiento de Baztan presidido por Joseba Otondo: en compañía de miembros coralistas que vivieron aquellos días de gloria, de concejales y de las actuales Directoras que mantienen dignamente las antorchas de la Coral y Banda de música: Isabel Lacar y Rosa M.ª Sánchez, tuve la satisfacción de presenciar la reinauguración de dicha fuente tras su rehabilitación.
   Por otra parte mi buen amigo santanderino Victor Arce Blanchard me informa de la atención permanente que recibe la "Farola de Pio"
   Honra a los ediles la atención por ayudar a que se mantenga vivo el recuerdo hacia estos artistas difícilmente repetibles.



La fuente rehabilitada y su dedicatoria a Juan Eraso, sita en el borde superior del murete frontal

   En todo caso, repasando aquellas observaciones que el poeta santanderino exponía en su artículo, pienso hoy que Juanito, transportado por su fervor musical, bien pudiera haber dado sin fallo aquellas dos vueltas que exigía al bailarín del Oldarra de Biarritz en la briosa espatadantza...

José Femández D' Arlas


18/ VII/ 2017, en el 75 aniversario de la Agrupación Coral de Elizondo



Regreso al contenido