Miguel en la escuela
Miguel Los Santos Uhide
Cosas mías
Contacto: uhide@live.com
Vaya al Contenido

Cou (Zhou) En Lai y su hijo alemán muerto contra Stalin

Libros y artículos



El hijo de Chou [Zhou] En Lai murió luchando contra Stalin

HIJO DEL HOY JEFE COMUNISTA CHINO Y DE UNA MUCHACHA ALEMANA, KUNO STAUFENBIEL CAYÓ FRENTE A LOS TANQUES RUSOS EN 1945.

El nieto de Chou, de 12 años de edad, vive en Alemania Oriental sin saber quién es su abuelo.

  Chou En Lai, jefe del Gobierno comunista chino y Ministro de Asuntos Exteriores, acaba de visitar varios países de Europa. Praga, Varsovia, Budapest y Moscú han visto al hombrecillo amarillo, portador de una gorrita de tela negra y un traje modesto, sonreír con cierta amargura. Y es que, sin duda, recuerdos de juventud llegaron a su mente, porque Chou En Lai, capitoste del comunismo internacional, tiene amplia raigambre europea. Incluso bien puede decirse que Chou En Lai se ha hecho comunista en Europa.



  Para este hombre representa una amargura saber que él, luchador comunista y stalinista convencido, ha tenido un hijo que ha muerto combatiendo a Stalin. Si Chou En Lai fuera un comunista menos notorio tal hecho representaría para él algo grave, incluso la pérdida de su existencia o el dar con sus huesos en un campo de concentración de Siberia. No es así porque Rusia necesita de Chou En Lai para poner en marcha el obeso vehículo del marxismo chino.
El mecánico de Ranault
  Chou En Lai, que es hijo de un modesto campesino del Sin Kiang, fue mancebo de botica en Shanghai siendo joven.  Mancebo de botica china, es decir, encargado de raspar serpientes secas para producir un polvo contra la tuberculosis, enfrascar jugo de lagarto prensado y hacer mezclas de hierbajos extraños nacidos junto a las tumbas de los antepasados, tan deseados por los enfermos del país chino.
  No era este oficio para él. En 1920, Chou En Lai se embarcó para Europa, y en París entró en la Casa Renault para aprender el oficio de mecánico. Pasaba por indochino; es decir, casi por francés, y su vida en París fue sencilla. Alli fue donde Chou se dio cuenta de que tenía gran facilidad para dos cosas: para ser revolucionario comunista y para aprender idiomas. Un día pidió una beca y marchó a la Universidad alemana de Gotinga [Göttingen] con el fin de aprender alemán y doctorarse en Filología.
  En la ciudad de Gotinga, Chou En Lai no era como los demás estudiantes. En lugar de divertirse, estudiaba. Ni bebía, ni tomaba parte en algaradas. Era serio y formal. Así fue el único que se echó una novia, la criada de la pensión. La señora Oppermann, propietaria de la pensión estudiantil, veía con buenos ojos el idilio de Herr Chou En Lai con la criadita, una alemana rubia y simpática, llamada Kunigunde Staufenbiel, de 18 años. Chou En Lai y Kunigunde se apreciaron en seguida, porque la muchacha, campesina formal de Turingia, apreciaba la seriedad del pequeño hombre amarillo, tan fino, tan cordial y tan dispuesto a hacer un plato de cocina china en la pensión para degustación amistosa entre todos, incluso, la patrona.

  En mayo de 1923, Chou En Lai, estudiante, y Kunigunde Staufenbiel, criada, contrajeron matrimonio. El 24 de abril de 1924, Kunigunde tenía un niño que ya no tenía padre, porque Chou En Lai, llamado desde China por sus padres y porque se había acabado la beca, se había ido. El niño fue bautizado de todos modos con el nombre de Kuno y su madre lo envió a casa de sus abuelos en Turingia. El pequeño Kuno Staufenbiel creció robustamente entre los muchachos del pueblecito de Hundeshagen sin conocer a su padre. En 1926, Chou En Lai ni había vuelto ni regresaría jamás. Entre otras razones porque había sido designado jefe de célula comunista de la Academia Militar china.



  En 1933, Kunigunde, cansada de esperar a Chou, pidió la anulación del matrimonio y se casó con un albañil, Karl Ringleb. Ambos morirían durante la guerra en un bombardeo.
El hijo de Chou En Lai
  El pequeño Kuno creció robusto. Había nacido con la corpulencia de su madre y los rasgos físicos de su padre. Con los chicos del pueblo iba al catecismo e hizo su primera comunión. Pero el albañil Ringleb no pudo darle estudios y a los 15 años lo metió de camarero en Brema [Bremen].
Vino la guerra, y Kuno fue movilizado en una división acorazada, yendo a parar a lo último al frente ruso. En 1943, el hijo de Chou En Lai, soldado del ejército de Hitler, fue gravemente herido y siendo hospitalizado en ¿Bunbiau?. Curado, fue designado ordenanza del Círculo de Oficiales de Leising, donde vivió tranquilo. Allí conoció a una joven llamada Kathe Findeisen, con la que se casó. El 15 de octubre de 1944 nació Wilfredo, un muchachito con algunos rasgos achinados, nieto de Chou En Lai.
  Sin embargo, la guerra se hacía cada día más difícil. En 1945, todos los soldados de retaguardia tuvieron que ir al frente. Kuno abandonó Leising para unirse a una división de Prusia Oriental. Un mes más tarde, el 4 de febrero, cerca de Düllstadt, luchando precisamente contra el cuerpo de ejército Joseph Stalin, de fuerzas soviéticas selectas, Kuno Staufenbiel, hijo de Chou En Lai, moría peleando heroicamente contra el hombre que era amigo de su padre.



  La viuda de Kuno vive hoy en Alemania Oriental, casada con el Comisario de Policía Apali. En la pequeña ciudad de Zittau reside con el pequeño Wilfredo, que tiene doce años. Este es un muchachito guapo e inteligente, pero con una inteligencia muy poco germana. Evidentemente, los rasgos de inteligencia china mandan en su cerebro.
  Y el muchachito lee revistas con fotografías de su abuelo en su viaje por Europa. Y no le dedica ni una sola mirada…
Regreso al contenido